Ficha técnica - Glory: A Game of Knights

Historia de una demo: Glory: A Game of Knights
Inicio de la campaña:13 de noviembre de 2019
Fecha de salida:Previsiblemente, 2020
Precio: ?
Número de jugadores:1-4
Tiempo de juego:De 45min a 2h
Idioma:Inglés
  • Diseñado por Dominik Mucha y Marcin Wisthal.
  • Arte de Tymoteusz Chliszcz, que también ha trabajado en la segunda edición de Waste Knights; y de Jarek Nocoń.
  • Producido por Strategos Games.
  • Podéis seguir el proyecto en Kickstarter para que se os notifique cuando comience la campaña siguiendo este enlace.

Las fotos del juego son de un prototipo. La producción final del juego puede diferir de lo aquí expuesto.

Campaña de Kickstarter el 13 de noviembre. Link a la campaña.

Glory: A Game of Knights

00-intro

La gran mesa de Glory: A Game of Knights

La editorial polaca Strategos Games se estrena con Glory: A Game of Knights un juego que buscará financiación mediante Kickstarter en pocos días que, de financiarse exitosamente, podríamos recibir a lo largo de 2020.

Este juego es otro de los que pude probar el primer día de Essen Spiel 2019, la demo duró aproximadamente una hora, en la que un compañero de demo y yo jugamos la última ronda de una partida. El modo en solitario del juego utiliza un autómata controlado mediante un mazo de cartas, por lo que habrá muy pocas diferencias entre esta partida jugada contra una persona y entre el modo en solitario con un autómata.

¿De qué va el juego?

Glory: A Game of Knights está ambientado en Europa medieval, en el que cada jugador controla a un joven caballero, cuyo único objetivo es conseguir gloria (puntos de victoria).

A grandes rasgos, es un juego que mezcla tiradas de dados y trata de mitigar los malos resultados mediante bonos o habilidades que hayamos conseguido en la fase de colocación de trabajadores.

Para conseguir gloria participaremos en justas y trataremos de conseguir títulos. El juego se centra principalmente en las justas, teniendo un tablero para representar los diferentes caballeros que participan en el torneo, las justas en si se resuelven haciendo diferentes tiradas de dados en las que tendremos que superar los puntos de fuerza de nuestro oponente. Cuando no estemos jugando en solitario podremos enfrentarnos a caballeros de otros jugadores, y en estos casos las tiradas de dados serán enfrentadas. Los dados son de varios tipos, y dependen de las diferentes características de nuestro caballero, como su fuerza, la calidad de su armadura y el tipo de montura que lleve. El juego nos da diferentes mecanismos para tratar de mitigar las malas tiradas, como usar reliquias y la ayuda de sirvientes para cambiar resultados de dados, y usar nuestra fe para repetir tiradas (más sobre las justas abajo).

03-worker-placement

La parte de colocación de trabajadores del juego

Para dar soporte a las justas, los jugadores tienen que colocar trabajadores en el tablero principal, que representa los alrededores de donde se están celebrando las justas. Algunos espacios para colocar los trabajadores son ilimitados, mientras que otros solo permiten varios meeples.

Estos trabajadores nos permitirán conseguir diferentes recursos, como: fuerza (fichas con un guantelete), fe (fichas con una cruz), dinero y prestigio (fichas con una estrella). Adicionalmente, podremos adquirir reliquias, contratar sirvientes y conseguir títulos (diferentes tipos de cartas). Todas estas cartas y recursos están relacionados entre sí y nos permiten adquirir elementos con diversos efectos para mejorar nuestras posibilidades de ganar las justas.

Por otro lado, los títulos son unas cartas de misión que nos darán gloria (puntos de victoria) al final de la partida si conseguimos cumplir con sus requisitos, como tener un determinado número de sirvientes al terminar la partida o tener al menos cierta cantidad de prestigio o monedas. Estos títulos pueden ser públicos, por lo que todos los jugadores podrán puntuarlos, o secretos, que serán puntuados únicamente por el jugador poseedor del título. Podremos adquirir más títulos secretos durante la partida.

02-detalle-justas

Parte de justas del juego, en este modo se permite el jugador VS jugador

Independientemente del número de jugadores, hay dos modos de juego en relación al tipo de justas . En el modo normal los jugadores podrán enfrentarse unos contra otros en las justas, mientras que en el otro se evita los enfrentamientos entre jugadores (para los que sepáis mucho de justas, los nombres técnicos en francés son: Joust à plaisance, confrontación; y Pas d’armes, sin luchar contra otros jugadores). El modo en solitario para las justas es similar al de jugador VS jugador pero enfrentándonos siempre a caballeros del juego.

Sobre las justas. Para participar en ellas tendremos que colocar un meeple en el espacio del tablero que nos permite coger sitio en el torneo, y cuando sea la fase de justas podremos luchar. Los caballeros contra los que luchamos tienen diferentes niveles de dificultad, al preparar el juego podremos elegir la dificultad en la que jugamos.

01-personaje

Caballero con cartas de sirviente abajo a la izquierda y reliquias abajo a la derecha. En un cuenco se pueden ver los recursos de fuerza y fe, además de varias monedas.

Los atributos de los caballeros enemigos son la fuerza, los puntos de gloria que obtendríamos al ganar una justa contra él y su prestigio. La fuerza es el valor que tendremos que superar para ganar una de las dos rondas de las que se compone una justa; en caso de empate, el caballero con más prestigio ganaría la justa. Si el jugador ganase, obtendría los puntos de gloria de forma inmediata y avanzaría en el tablero de justas.

Las diferentes fases de una ronda en una justa están indicadas en el tablero del jugador, primero podremos gastar de 1 a 4 fichas de fuerza (icono del guantelete), que nos darán un dado rojo por ficha, añadiríamos estos dados a los dados negros y blancos que obtenemos por nuestra montura y armadura, y después haríamos la tirada.

Los dados son de seis caras, y tienen diferentes valores según su tipo, siendo los rojos (de fuerza) los más valiosos. Tras hacer nuestra tirada podremos usar los efectos de: fe, sirvientes y reliquias para modificar la tirada y al final nos quedaremos con el valor más alto de cada tipo de dado. Si tenemos fichas de fe, podremos gastarlas para volver a tirar hasta dos dados; las cartas de sirvientes nos permiten usar la habilidad única de ese sirviente para modificar la tirada, por ejemplo, podríamos colocar un dado en su valor máximo. Finalmente, las reliquias son similares a los sirvientes: nos permiten modificar los valores de algún dado según la habilidad específica de la reliquia. Cuando usemos sirvientes o reliquias, estas se marcarán como usadas y no podremos volver a utilizarlas hasta que acabe la justa; esto es importante ya que la justa consta de dos rondas seguidas. Si ganamos ambas rondas de la justa, o en caso de empate, ganará el caballero con más prestigio.

Cuando se termine la partida tendremos que sumar los puntos de gloria que hayamos obtenido hasta el momento a los puntos de gloria que nos da cada título conseguido. Recordemos que los títulos (misiones) podían ser públicos y se puntuaban por todos los jugadores, y secretos, específicos para un jugador. Quien haya obtenido más puntos de gloria será el caballero recordado por la historia.

La demo

04-ser-loras

Detalle de Ser Loras

La demo de este juego estaba en uno de esos stands que quieren cuidar la temática del juego al máximo, si querías, te podían dejar un casco de caballero para meterte de lleno en el juego. Como hace bastante calor en la feria, tanto el compañero holandés con el que coincidí para la demo y yo declinamos la oferta.

Como os he adelantado arriba en esta demo jugábamos la parte final de la partida, y ya teníamos caballeros con un tablero desarrollado, el mío, que tenía cierto aire a Ser Loras de Juego de Tronos, tenía varias monedas, algunos recursos de fe y fuerza, varias reliquias y había contratado a algunos sirvientes. Además, cada jugador tenía dos títulos (los secretos).

Uno de los encargados del stand nos explicó rápidamente de qué iba el juego y en poco tiempo ya estábamos jugando. Puesto que la parte que más me interesaba del juego eran las justas centré toda mi partida a conseguir bonos que pudieran hacer que cambiara mis dados a su valor máximo, para ello coloqué mis trabajadores de forma adecuada y conseguí dos sirvientes que cambiaban el dado de fuerza a su valor máximo y una reliquia que hacía lo propio con el dado de armadura. Además, para conseguir fulminar a todos mis rivales compré un punto de prestigio y para cuando me tocase enfrentarme contra el compañero holandés, contraté a un sirviente que me permitía quitarle un dado.

Mi estrategia fue muy brusca, y mi rival por su parte se dedicó a obtener un poco de todo. En las justas conseguí una posición ventajosa colocándome en las ramas del torneo que tenían los rivales menos fuertes y luchamos el holandés y yo en la ronda final. Tuve unas tiradas muy buenas, y las malas las pude mitigar con mis sirvientes que colocaban los dados de fuerza en su valor máximo, por lo que Ser Loras se alzó victorioso.

02-resultado-justa

Detalle del final de las justas, Ser Loras se alza victorioso

Contra todo pronóstico perdí por dos puntos… mi rival se había dedicado a amasar gloria por conseguir títulos, y aunque yo conseguí puntuar mi título secreto él puntuó uno de los públicos más su título secreto, dándole una ventaja de dos puntos y fulminando mi estrategia.

Sensaciones

05-fin-partida

Tablero tras finalizar la demo

Como esperaba, la parte que más me ha gustado del juego ha sido el momento de las justas y tratar de mitigar mis malas tiradas con los bonos que había obtenido antes.

La parte de colocación de trabajadores me parece que está genialmente introducida en el juego, pero como me suele pasar con los juegos de colocación de trabajadores poco complejos, me parece que las opciones que nos daban eran bastante limitadas y no había dificultad en conseguir lo que querías. Es decir, no tenía que planificar a largo plazo mis jugadas, ni tener que hacer conversiones de recursos para conseguir algo, si lo quería, ahí estaba y sino, lo conseguía con el siguiente meeple.

Además, realmente solo tenemos dos recursos que se muevan mucho en el juego, la fe y la fuerza, el resto: prestigio y dinero, son más estáticos, y aunque permiten hacer cosas interesantes con ellos, pasan desapercibidos. Me dio la sensación de que teníamos un tablero inmenso para la gestión de trabajadores, pero que se podía conseguir poco, pero de muchas formas, de lo mismo.

Sobre esto, aviso para navegantes, soy consciente de que los juegos de colocación de trabajadores se me suelen atragantar y como no tengan algún elemento que dificulte el proceso o me hagan maquinar a largo plazo no es una mecánica que me guste. Osea, soy yo, no es la mecánica. Si os gusta que la colocación de trabajadores sea tan directa para conseguir lo que queráis, ningún problema.

Otro punto interesante es la dificultad del juego, aparte de la suerte en tus tiradas de dados y que aparezcan caballeros más o menos fuertes en las justas, el juego no te fastidia de más formas. Siempre vas a poder conseguir recursos de fuerza (lo más importante) y esto a mí no me convence mucho.

Sobre las diferentes rondas y duración de la partida. Creo que se puede llegar a hacer largo ya que yo solo jugué a la parte final y hubo un torneo de justas completo, si jugáramos a el juego entero participando en todos los torneos esto podría alargarse y no es que varíe mucho el juego de una ronda a otra; salen nuevos caballeros para las justas pero la parte de colocación de trabajadores me ha dado la sensación de que es siempre igual. Es cierto que en cada ronda se roba un evento diferente que afecta a las opciones que tenemos para jugar, pero la demo no me pudo dejar claro si esto modifica suficiente el juego para que cada ronda no se considere una repetición de lo mismo.

Volviendo a las justas, son muy emocionantes. La mitigación de las malas tiradas con diferentes tipos de recursos y cartas está muy bien hecha, aunque me gustaría que fuera algo más temática. Los dados de armadura se suman a los dados de ataque y a los de montura directamente. Mi impresión inicial era que los dados de armadura iban a servir para restar ataques al contrario o algo del estilo, pero resulta que no es el caso. Similarmente suponía que algo iba a pasar con los de la montura. Pero no es así, tenemos dados de diferentes tipos, con valores diferentes en las caras y algún efecto especial, hacemos la tirada, aplicamos las modificaciones y nos quedamos con el más alto de cada tipo. Pues vale.

Y eso es todo lo que puedo deciros, me lo pasé muy bien jugando a este juego y me eché unas risas en las justas; si algún compañero se lo comprase lo jugaría, pero no es un juego que vaya a comprar para jugar en solitario, me gustaría que hicieran una versión más compleja.

Nivel de hype: fans de lo medieval, es lo vuestro.