Ficha técnica - Food Chain Island / Isla Animal

Análisis - Food Chain Island / Isla Animal
Fecha de salida:2020
Precio:3$ (print & play)
12$ (cartera)
Número de jugadores:1
Tiempo de juego:5-10 min
Idioma:Inglés/Castellano
Dependencia del idioma:Baja, manual y significado de las habilidades de las cartas

  • Diseñado por Scott Almes (Tiny Epic, Warp's Edge, Cosmic Colonies), ilustraciones de Annie Wilkinson.
  • Publicado en formato cartera de bolsillo por Button Shy Games, forma parte de su nueva serie de juegos, Simply Solo, en la que se centran en juegos con reglas sencillas, que sean exclusivos para el juego en solitario y que tengan mucha re-jugabilidad.
  • Cuenta con dos mini-expansiones: Friendly Waters y Tough Skies; y se espera una nueva expansión, Lost Beasts, para algún momento de este año (2021).
  • Fue financiado mediante una campaña de Kickstarter en mayo de 2020, consiguió más de 36.000$ del objetivo de 2.000$.
  • Salt & Pepper Games editará este juego en español; el título ha sido traducido como Isla Animal.
  • Nominado a Mejor juego en solitario en los premios Golden Geek de 2020.

Campaña de Verkami en abril (2021), link a la campaña

Información general

Las cartas de Food Chain Island revueltas

En esta isla olvidada en un rincón del océano, ¡los animales están hambrientos! Tu objetivo es influenciar a la fauna y ordenar sus comidas para que solamente quede un animal al final.

Food Chain Island es un pequeño juego de 18 cartas en el que tenemos que conseguir que los animales de la isla se coman unos a otros, intentando que el depredador en la cima de la cadena alimenticia se quede solo.

En Food Chain Island cada carta representa a un animal, tiene asignado un número del 0 al 15 y una habilidad especial. Las cartas se colocan en una matriz de 4x4 y tenemos que ir “comiendo” un animal a otro, de forma que el animal que comemos, la presa, tenga un número como mucho 3 puntos menor que el depredador, y además solamente podemos comer a animales que estén adyacentes (en diagonal no) al depredador. Cuando comemos a un animal, el depredador activa su habilidad especial (mover cartas X espacios, cambiarlas de sitio…).

Ganaremos a este juego si cuando no podamos comer más animales nos quedan tres o menos cartas en juego.

¡Vamos a prepararnos para un juego de Mazmorreo en solitario!

Preparación

Food Chain Island listo para jugar

Deja los dos animales marinos a un lado (son una especie de comodines) y baraja las 16 cartas restantes. Después haz una matriz de 4x4 con las cartas boca arriba. ¡Listo!

Empezando a jugar

El objetivo es que los animales (cartas) se coman unos a otros siempre y cuando el animal que es comido (presa) tenga un valor hasta 3 puntos inferior que el animal depredador.

  • Se pueden comer animales que cumplan esta restricción y que estén adyacentes, tanto verticalmente como horizontalmente, al depredador.

Aquí quiero que os fijéis en la serpiente, que tiene 7 de número

Y que come al murciélago con 6 de número que se encuentra adyacente

  • Después de comer a un animal, colocamos todas las cartas que estén debajo de la presa, y la propia presa, debajo del depredador, así vamos creando montoncitos de cartas por la zona de juego. Además, después de comer, el depredador activa sí o sí, su habilidad especial, aunque te venga mal.

  • Los dos animales acuáticos son dos comodines que podemos usar como máximo una vez cada uno en la partida.

Finalmente, ganamos si cuando no podemos tomar más acciones, quedan un máximo de 3 montones en la zona de juego (los animales acuáticos, que eran comodines, no cuentan).

Un ejemplo de juego

Como este es un juego sencillo voy a poneros un ejemplo de un par de turnos de juego para que os hagáis a la idea de lo que podemos hacer.

Partimos de que, como habéis visto en las fotos del apartado anterior, la serpiente (7) come al murciélago (6), así que tenemos que activar la habilidad de la serpiente “Swap the locations of two cards”.

En la columna de la derecha del todo tenemos de arriba a abajo 2-5-3-1, así que voy a cambiar el 5 por el 2 para que quede 5-2-3-1.

Ya cambiada la columna por la habilidad de la serpiente, ahora el ratón (3) come a la araña (2) y activamos la habilidad del ratón “Move one animal 1-2 spaces”.

Elijo mover a la hormiga (1) un espacio y se queda adyacente al ratón (3).

Por lo que ahora el ratón (3) puede comer otra vez, en este caso a la hormiga (1) que la hemos dejado adyacente.

Y así seguiría el juego.

Edición print & play

Food Chain Island es extremadamente sencillo de preparar, solamente necesitáis imprimir dos hojas en una cara. Además no hace falta que sea a color, aunque el juego queda más vistoso de esta forma.

Opinión

Una de mis ilustraciones favoritas, la hormiga, que tiene una cara de "¿¡por qué me hacéis esto?!" mientras come plantas.

Apartado gráfico. Las cartas tienen unos dibujos muy majos y graciosos, puedes ver cómo los animales se van comiendo los unos a los otros y esto da lugar a unas ilustraciones muy graciosas, como un mapache cocinando una serpiente como si fuera un pincho moruno, el zorro poniendo a cocer en un puchero al mapache, el lince tragándose al mapache… le da alegría a un juego que de otra manera solamente nos hubiésemos fijado en los números.

La tipografía es clara, y las dos cosas clave de las cartas, el número y la habilidad especial, son evidentes y están puestas en sitios que se ven bien. Adicionalmente nos ponen una línea sobre lo que cada animal puede comer para que no tengamos que estar haciendo la resta, en plan Caimán 4 “come al 3/2/1”, así si a alguno solo os queda una neurona en la cabeza, tranquilos porque la vais a seguir manteniendo ;) Bromas aparte, es un detalle que han tenido para dejarlo todo muy machacado que queda bien y no quitaría.

Llegando al final del juego tenemos esta situación, en la que ganamos porque solo quedan 3 montones, pero se puede mejorar. ¿Qué podríamos hacer? (pista, se puede usar el tiburón)

El juego. Últimamente, cuando juego por primera vez a algún juego de bolsillo de Button Shy lo cojo con bastante cuidado ya que muchas veces sacrifican la “ententibilidad” de las reglas (si me permitís el palabro inventado: entendimiento + viabilidad; “entendimiento” no me parecía que cuadre con lo que quiero expresar) para que quede algo “condensado” y que les entre en su formato bolsillo. Por lo que a veces quedan juegos que requieren un esfuerzo extra para jugar, y deberían ser algo sencillo.

Food Chain Island ha sido una grata sorpresa en ese aspecto, así que respiro con alivio, y da la talla como parte de la nueva serie de juegos “Simply Solo” que está haciendo la editorial. Las reglas son directas, claras y entran perfectamente dentro del formato bolsillo que nos quiere vender Button Shy.

El jueguito también ha sido una buena sorpresa, parece una tontería, puedes comer una carta si tiene un número hasta 3 puntos más bajo, y luego activas la habilidad del depredador. Pero joe, hay estrategia en eso. Ya no es ver el grid de 4x4 encontrando solamente números, sino que te interesa y mucho cuadrar el orden en el que vas a activar los depredadores para comer a las presas y así llegar a cartas que de otra forma estarían fuera “del rango de caza” del depredador (es decir, no adyacentes).

La regla de hasta 3 puntos más bajo para comer a otra carta también está muy bien puesta porque, generalmente no te sale el grid ideal para ir comiendo todo seguido, así que tienes que ir creando montoncitos pero teniendo cuidado de no salirse de ese tope de 3 puntos porque sino te van a quedar cartas que no vas a poder comer.

Me gusta mucho, muy bien hecho, tengo el formato print & play y me gustaría hacer un upgrade a formato carterita porque me ha sorprendido mucho y me hace pensar como me gusta que los juegos me hagan pensar. Es un juego en el que no tengo ningún tipo de información oculta, me quedo pensando un rato a ver como voy a atacar el reto que me ha propuesto en esta partida concreta y voy pensando una posibilidad tras otra.

En cuanto a rejugabilidad, ahí es donde igual puede parecer que puede ir justo, pero aquí está el pero; las reglas te dicen que para tener un desafío adicional puedes modificar la forma de colocar las cartas, en vez de una matriz de 4x4 salen unas cuantas formas diferentes (ojo cuidado que también han tenido espacio para poner estas reglas adicionales y se sigue entendiendo todo bien). Así que hay juego para rato, aunque ya os digo que en el modo “básico” hay veces que aunque ganes porque te quedan 3 montoncitos al final, pues eso, has ganado de la peor forma, y te paras a pensar si hubiese sido posible hacerlo mejor.

¿Cómo sé si me puede gustar a mí este juego? Como ves es fácil de entender pero tiene bastante profundidad para ser un juego de 18 cartas y te va a hacer pensar. Osea, no te va a freír la cabeza, pero tiene chicha. Si te gusta esa premisa, puede ser tu juego.

En resumidas cuentas, sin información oculta, me tengo que adelantar a varias jugadas futuras para ver si todo cuadra y con reglas directas, es de los mios.

Puntuación: 3.5 de 5 monedas. Me lo paso muy bien jugando a este juego.