Un buen amigo me preguntó estos días por juegos que tuvieran modo en solitario de “constuir cosas”, no hablamos de mecánicas, solamente que siguieran esa temática de construcción; había más restricciones en cuanto a cuáles podían entrar dentro de la selección o no: tenían que poder comprarse en una de nuestras tiendas locales, y no tenían que ser excesivamente caros.

Lo de comprarse en tienda local en nuestro caso cerraba bastante la lista de posibilidades (no tienen juegos de importación, ya bien sean versiones inglesas de juegos retail o juegos que vienen de crowdfunding), por lo que me dieron ganas de hacer una lista algo más completa de juegos de construir cosas en solitario que al menos pudieran comprarse por internet en alguna tienda española.

Si queréis buscar más juegos que puedan encajar dentro de esto de ‘constuir cosas’, yo os recomendaría las categorías de City building o Civilization en Board Game Geek; los juegos 4X a lo mejor también podrían considerarse de “construir cosas” pero yo en un principio los he descartado porque el precio suele ser más alto.

La siguiente entrada de esta serie es:

Aquí tenéis mi selección:

The Colonists

1. The Colonists

En The Colonists de Tim Puls y publicado por la antigua Mayfair Games (ahora lo tiene Lookout Games) somos unos colonos y tratamos de desarrollar nuestro nuevo asentamiento, y depende de cómo de bien lo hagamos nos darán más o menos puntos.

El juego cuenta con dos zonas principales de juego; por un lado, tu asentamiento, dónde irás construyendo los diferentes edificios que forman parte de tu ciudad (pubs, fábricas, granjas, minas, embajadas...), colocas los colonos en los edificios para que trabajen y donde gestionas los recursos en diferentes tipos almacenes (necesitas recursos/materiales de diferentes tipos para construir edificios); y por otro lado, la zona del "mapa de sitios".

En este mapa se colocan losetas hexagonales que representan sitios (lugares donde puedes hacer una acción). Un sitio puede ser una arboleda cerca de una ribera donde consigues el recurso "madera", un constructor que te puede construir una casa para un guardabosques si tienes madera y herramientas, un mercado donde puedes vender o intercambiar recursos... En este mapa de sitios nos movemos seis veces por turno y es lo que nos permite conseguir recursos (existen otras formas pero estoy dando una explicación general así que las obvio) y construir con ellos. Cada vez que nos movemos a un sitio estamos obligados ha hacer la acción que ese sitio provee, por lo que tenemos una dificultad de gestión adicional además de gestionar bien nuestros colonos, recursos y construir edificios.

El juego se juega en una serie de Eras, que van desde la I a la IV y se van introduciendo sitios y edificios más avanzados a medida que progresamos en las eras. Una partida a The Colonists tiene una longitud variable dependiendo de las Eras que quieras jugar, échale una media hora por era.

¿Cómo gano? tienes que llegar a una puntuación fija objetivo para poder decir que has ganado (depende del número de eras que juegues). Los edificios, el número de colonos de cada tipo trabajando y el dinero, son lo que cuentan como puntos.

The Colonists

¿Por qué te puede gustar este juego? Es de construcción puro y duro, y todo lo que conlleva gestionar los recursos para construir cosas. Si te gusta la idea de estar al menos una hora pensando: "vale, necesito construir X, para ello necesito tantos recursos de tal y cual, así que me tengo que mover aquí en el mapa y luego aquí; ah, pero que no tengo espacio en el almacén para todo eso, así que primero me hago otro almacén, pero necesito un colono para que trabaje en el almacén, mierda, tengo que construir otra granja para tener un colono. Vale, entonces, me muevo aquí y aquí para conseguir los recursos para el almacén y la granja del colono, luego me hago el almacén, luego la granja, luego pongo el colono y ya puedo usar el almacén nuevo y ummm..... ¿para qué era todo esto?", entonces es tu juego.

Personalmente es uno de mis juegos favoritos (sería un 5 de 5 en la escala del blog).

¿Dónde lo consigo? Online. Está descatalogado y suele estar bastante rebajado, creo que el PVP era unos 70-80€, yo lo compré a 37€, vamos, que no lo compréis a precio completo porque suele bajar bastante (pero también es normal que suba el precio si hay mucha demanda).

Expansiópolis

2. Expansiópolis

Expansiópolis de Steven Aramini, Danny Devine y Paul Kluka; publicado por Salt & Pepper Games en España, es un juego de 18 cartas en el que tratamos de construir una ciudad de una "manera" específica y que varía en cada partida.

Cada carta de Expansiópolis tiene una cara en la que se muestran carreteras y los diferentes distritos de la ciudad (residencial, parque, industrial o comercial) y por la otra cara tiene una condición de puntuación. Al comenzar el juego se roban tres cartas y se ponen del lado de la condición de puntuación. Estas tres cartas, además de mostrarte la puntuación a la que tienes que llegar para ganar, te dicen cómo tiene que ser tu ciudad. Por ejemplo, te pueden pedir que los parques estén siempre al lado de zonas residenciales, que todas las carreteras formen círculos, que no haya dos zonas industriales adyacentes... si sigues estas pautas (vamos, si haces lo que te da puntos según las 3 condiciones de puntuación), al final de la partida ganarás puntos, sino, no los conseguirás o incluso perderás puntos. Si consigues superar la puntuación que te han pedido, has ganado.

La ciudad se construye colocando unas cartas encima o al lado de otras, pero siempre tienen que ser "en apaisado" y al menos tienen que tocarse en un cuadradito (la imagen de abajo os lo deja más claro).

¿Cómo gano? Se juega con una mano de tres cartas y en cada turno colocas una y robas otras hasta que te quedes sin cartas. Si consigues superar la puntuación objetivo que te piden las tres cartas de de condición de puntuación has ganado. Las partidas duran unos 10 minutos.

Expansiópolis

¿Por qué te puede gustar este juego? Es muy rápido de jugar, viene en una carterita que puedes llevar en un bolsillo, tiene muchísima re-jugabilidad y en algunas combinaciones es muy jodido (lo digo como punto positivo y perdonen ustedes por el lenguaje). Pues eso, bueno, bonito, barato. Todo el mundo tendría que tener uno de estos.

A mi es un juego que me gusta, pero tampoco es que me encante, sin embargo lo he jugado mucho, porque cuando me da, me gusta mucho jugarlo y lo aprecio mucho. En mi peor mes de la cuarentena de 2020 (abril) jugaba diariamente a Expansiópolis porque tenía siempre esa sensación de desgana, quería jugar a algo pero no me apetecía hacer nada, sin embargo Expansiópolis era una de mis alegrías del día porque no tardaba nada en ponerme con él y antes de que viniera el malestar ya estaba jugando.

Tenéis aquí un análisis de la versión print & play inglesa del juego (2018), hoy en día le daría medio punto más (3.5/5) porque superó una cuarentena conmigo.

¿Dónde lo consigo? En cualquier tienda local u online por menos de 15€. Es uno de esos juegos comodín para cuando queréis llegar a gastos de envío gratis en algunas tiendas y no os da con lo que habéis comprado y tampoco queréis compraros otro juego grande pero sabéis que si os compráis este no os vais a arrepentir porque lo vale mucho.

Tiny Towns

3. Tiny Towns

Tiny Towns por Peter McPherson y publicado por Arrakis Games; es un juego en el que colocamos cubitos (que representan diferentes materiales) en una cuadrícula y cuando los colores de los cubitos y la forma en la que los hemos colocado coincide con "la forma de construir" de un edificio (un patrón de forma y colores concreto), ¡tachán! esos cubitos se convierten en un meeple de ese tipo de edificio.

El objetivo del juego es conseguir el mayor número de puntos posible, y los puntos nos los dan los edificios que construyamos en base a su habilidad de puntuación. Estas "habilidades" pueden ser que el edificio esté justamente en las casillas centrales, que esté adyacente a otro edificio, que no esté adyacente, que haya al menos dos de ese tipo etc.

Los problemas que nos pone el juego para hacer las cosas interesantes son que 1) el espacio para poner tus cubitos de materiales el limitado y no te va a entrar todo y que 2) tienes una mano de 3 cartas que representan tipos de materiales y de ellas en cada turno debes jugar una y devolverla a la parte inferior del mazo y luego robar otra carta (hay azar, pero no hay tanto azar, por favor leeros mis primeras impresiones de este juego donde explico esto un pelín más y no lo descartéis porque "no me gustan los juegos con azar"; hay algo de azar, pero es algo mitigable si pensáis un poco).

Hay unos 3-4 tipos de edificios diferentes por cada clase de edificio (hay 8 clases), así que las partidas son muy diferentes unas de otras. Muchísima rejugabilidad, en mis famosas primeras impresiones de este juego os he calculado cuántos años tardaríais en jugar todas las partidas diferentes de Tiny Towns si jugaseis una al día (son muchos, se miden en décadas).

¿Cómo gano? Colocas un cubito de material en cada turno y si has hecho un patrón los cambias por el meeple del edificio que corresponda, sigues poniendo cubitos y transformándolos en meeples de edificio hasta que no tengas más espacio. Luego miras cuántos puntos has hecho y el juego te dice en base a una escala si has sido un inútil o no (disclaimer: el juego no utiliza el término "inútil", lo peor es que eres un "aspirante a arquitecto", pero mi regla casera es que si sacas puntuación negativa, doy fe de que es posible, eres un inútil. Tranqui, yo también lo soy en algunas combinaciones de edificios).

Tiny Towns

¿Por qué te puede gustar este juego? No vamos a obviar que el juego es monísimo. Además de eso te propone un puzle muy interesante y fácil de entender que puedes intentar resolver en unos 5-15 minutos. Luego seguramente te piques y trates de mejorar tu puntuación y así hasta que te quedas agusto. A mí me parece muy directo (que se agradece), con una complejidad y estrategia que está oculta y que tienes que ir descubriendo tú a base de partidas.

Hace poco (tres días, por eso no me explayo más aquí) he hecho unas primeras impresiones sobre el juego, y como he escrito ahí, pisa fuerte y ha sido una GRAN compra.

¿Dónde lo consigo? En cualquier tienda local u online. A mí personalmente me parece un poco caro en su precio completo (PVP 39.95€) pero es verdad que los componentes son muy buenos.

Arquitectos del Reino del Oeste

4. Arquitectos del Reino del Oeste

Pequeño apunte: mis partidas a este juego han sido todas digitales.

Arquitectos del Reino del Oeste por Shem Phillips y S. J. Macdonald y publicado por Ediciones Primigenio es un juego de colocación de trabajadores en el que mandas a tus meeples (trabajadores) a diferentes sitios del tablero para conseguir recursos (un bosque a por madera, a las minas a por arcilla u oro) o a hacer acciones (contratar a un aprendiz, pagar impuestos), cambias estos recursos por otros recursos que no se pueden conseguir de forma directa, y eventualmente esperas poder usar esos "recursos raros" para construir la famosa catedral más rápido que Helena o Constantine, los dos oponentes que puedes usar en tus partidas en solitario.

Arquitectos es un juego al que gana el que consigue más Puntos de Victoria, por lo que a veces, aunque hayas cumplido con el objetivo principal del juego, que es construir la catedral, puede que no ganes porque Helena o Constantine ha conseguido más puntos que tú. Para conseguir puntos adicionales, además de "farmear" oro, mármol y monedas de plata, puedes construir otros edificios. Estos edificios son cartas que añades a tu tablero, y además de tener un valor de puntos al final de la partida pueden tener efectos inmediatos (según lo construyes te da una de mármol por ejemplo), o te dan algún bono de puntos si cumples ciertas condiciones al final de la partida.

Los edificios están bien, pero para construir muchos de ellos necesitas aprendices de un tipo específico. Los aprendices son otro tipo de cartas que se pueden conseguir si colocas un meeple en un sitio concreto del tablero y pagas un precio.

¿Cómo gano? La partida termina cuando se coloca el último trabajador en el track de construcción de la catedral, así que corre, tienes que conseguir más puntos que Helena/Constantine. Contrata a muchos aprendices, construye muchos edificios, consigue bonos de puntuación y recursos que puntúen al final de la partida y sé el primero en construir la catedral porque eso te da una tonelada de puntos.

Arquitectos del Reino del Oeste

¿Por qué te puede gustar este juego? Si eres un asiduo del blog, me habrás oído comentar que en un principio los juegos de colocación de trabajadores puros no me suelen gustar, pero este es una de las (de momento) pocas excepciones. Una de las cosas que hace que me guste el juego es que empiezas con TODOS los trabajadores de una, no hay ese incremento en el que tienes que ir consiguiendo tú más trabajadores ni ese ciclo de "uso y luego reciclo" trabajadores (bueno esto último sí). Tienes 20 trabajadores desde el minuto uno y haces lo que quieres con ellos. Y lo mejor de todo es que puedes quitarle trabajadores al rival del mapa y que encima te den dinero por ello. Es súper maligno y me encanta.

La forma de "reciclar" los trabajadores que has usado es que el rival te los mande a la cárcel y de ahí puedes recuperarlos pagando un precio. Han conseguido meter ese paso de la típica "fase de limpieza" en una acción temática dentro del tablero. Aunque te parezca algo bueno, en algunos momentos puede fastidiarte ya que en este juego el tener a varios trabajadores colocados en un sitio hace que se aumente lo que puedes conseguir ese sitio (si pongo un trabajador me dan uno de madera pero si tengo dos trabajadores ya me dan tres de madera); así que una vez que recuperes tus trabajadores, tienes que empezar de cero en ese sitio.

Las partidas duran menos de una hora y es un juego al que llegas fresco al final de la partida y si tienes tiempo te va a apetecer jugar otra.

Finalmente, para ser un juego de tablero con tanta madera y cartas, la caja es bastante compacta. Desconocía este hecho porque cuando salió en 2018 creo que llegó agotado ya de serie a tiendas y en los unboxings de Youtube si no ponen algo de referencia (la mano del unboxer no me vale) no te enteras; un día del siguiente año pasé a ojear juegos en la Fnac tras haber hecho otras compras y ahí estaba esa codiciada cajita tan pequeña (23.0 x 23.0 x 6.7 cm, lo normal es que esos 23 sean un 30 y el 6.7 algo más más alto). Y eso os quería comentar de la caja, que para mí es un gran punto positivo, y si yo fuera Ediciones Primigenio, mi campaña de marketing daría mucho bombo a ese hecho.

¿Dónde lo consigo? En cualquier tienda local u online por algo menos de 45€. Tiene bastante éxito por lo que es normal que durante épocas calientes (como ahora que se acerca el final del año) esté agotado en tiendas. Es el primer juego de la Trilogía del oeste, por lo que si te gusta échale un ojo también a Paladines del Reino del Oeste (2019) y a Vizcondes del Reino del Oeste (2020).

Además puedes probar Arquitectos gratis en Tabletopia.

Colonos del Imperio: Imperios del Norte

5. Colonos del Imperio: Imperios del Norte / Colonos del Imperio

Pequeño apunte: solo he jugado a la versión 'antigua' de este juego: Colonos del Imperio; pero tengo entendido que la re-implementación del juego como Imperios del Norte es mejor. Aquí os hablaré de mi experiencia con Colonos del Imperio 'a secas'.

En Colonos del Imperio por Ignacy Trzewiczek y publicado por Edge (análisis del juego aquí) (Imperios del Norte por Maldito Games) es un juego de cartas en el que elegimos una civilización (Romanos, Bárbaros, Egipcios o Japoneses) y luchamos contra un bot por ver quién es el que construye más edificios y consigue más puntos.

En cada turno recibiremos ingresos de recursos y trabajadores, y podremos robar cartas de edificios; utilizando estos recursos podremos construir edificios en nuestro imperio y cuando estén construidos nos permitirán hacer acciones especiales o nos darán bonos.

¿Cómo gano? Tienes que construir a tope. El bot te atacará dos veces por turno y te podrá destruir edificios, mientras que él siempre construirá algo en cada turno. Tú también tendrás oportunidad de saquearle, pero no te puedes olvidar de construir y construir más. Solamente si le ganas a número de edificios construidos podrás contar tus Puntos de Victoria y comprarlos contra una escala para ver qué tal lo has hecho. Pero si no construyes más que el bot, ni te molestes, has perdido.

¿Por qué te puede gustar este juego? Igual es el juego de construcción más puro de la lista, porque directamente, como he puesto arriba, si no construyes más que el bot pierdes. Es un juego que te da una sensación de siempre querer más porque las cuatro rondas de juego se hacen siempre cortas, como que quieres ver cómo se desarrolla durante más turnos tu imperio porque empiezas a tener combinaciones de cartas con acciones que se integran bien las unas con las otras. Puedes crear un engine chulo, aunque todo depende de que construyas más que el rival. Puedes leer más de mis impresiones en el análisis específico que le hice al juego.

Sobre Imperios del Norte. Este juego tiene un modo campaña con misiones para el modo en solitario y cambios generales en la forma de juego, aunque la esencia es la misma.

¿Dónde los consigo? En cualquier tienda local u online. Como alternativa a Imperios del Norte (PVP: 50€), el viejo Colonos del Imperio a secas está muy bien y últimamente a precio de saldo (creo que lo he visto hasta a 15€ por ahí, yo pagué 40€ en su día).

Otros juegos que no he probado pero que pueden entrar dentro de esta lista y me dan buenas vibraciones son: Villagers (Arrakis Games), Ginkgopolis (SD Games), Underwater Cities (Arrakis Games) y Nations (Lautapelit). Y posiblemente otros pero no me vienen a la mente, ya editaré esta entrada según me vengan.


Nota: Las imágenes de las carátulas de los juegos pertenecen a Board Game Geek.